DESENGRASE Y LIMPIEZA DE SISTEMAS DE EXTRACCIÓN
Teléfono: 91 644 08 44 - Email: info@grupocar-mar.es

¿Por qué limpiar?

Las cocinas industriales disponen de un sistema de extracción diseñado para la evacuación de humos, vapores y gases. Nosotros le ayudamos a eliminar la suciedad que se deposita en las mismas por el paso del tiempo y la actividad.

Los gases que son expulsados mediante estos sistemas contienen una gran cantidad de grasa que se va adhiriendo tanto a las paredes de los conductos como al extractor. Esta grasa es altamente inflamable.

Debido a la propia naturaleza del sistema, este funciona como avivador del fuego que se propaga por estos conductos extendiendo el fuego por todo su recorrido.

Por ello las autoridades obligan al empresario hostelero a mantener en un estado óptimo de limpieza los conductos de extracción de humos, mediante una normativa de seguridad e higiene específica:

Las suciedad acumulada constituye un foco de infección importante debido a la proliferación de bacterias en la materia orgánica de la que esta constituida la grasa que se acumula en estos sistemas. Estas bacterias crean colonias que pueden llegar a contaminar los alimentos que se encuentren cocinándose bajo las campanas de extracción.

A menudo esta acumulación de grasa provoca que el extractor trabaje forzado y en numerosas ocasiones no realice la extracción correctamente, produciendo olores desagradables.

Las campanas extractoras, con superficie mayor de 2m2, situadas sobre las zonas donde se realice algún proceso de cocinado, deben disponer de sistema de extinción automática adecuado a la posible acumulación en la misma de grasas y depósitos en general. Se deben someter a limpieza periódica con una frecuencia mínima de dos veces al año.

Deben ser independientes de los de cualquier instalación y cumplir con las siguientes condiciones:

  1. Deben constituir sector de incendio en grado RF-60 como mínimo.
  2. Se prohibe su paso a través de recintos de almacén de productos combustibles o inflamables, así como recintos destinados a dormitorios.
  3. Se deben evitar en la medida de lo posible los tramos horizontales. Cuando esto no sea posible se deben disponer registros de limpieza y dispositivos que permitan la recogida y sangrado de las grasas, con una separación máxima de 3 metros. Dichos registros deben ser, al menos, RF-60.
  4. Se debe proceder a la limpieza periódica de los mismos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies